¿Qué tipos de instalaciones fotovoltaicas existen y pueden ayudarte en tu autoconsumo?

La energía fotovoltaica es aquella que se obtiene a partir del sol y se transforma en electricidad gracias a diferentes tipos de instalaciones solares fotovoltaicas. Según el tipo de instalaciones solares fotovoltaicas el suministro de electricidad será diferente siendo la electricidad vertida en la red pública o no, o almacenada en baterías.

Ventajas de la energía solar fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica es una de las energías renovables más rentables y duraderas que existen y presenta muchas ventajas frente a otro tipo de energías fósiles:

  1. Abastece necesidades de consumo. La energía solar se convierte en electricidad fácilmente y abastece las necesidades de autoconsumo (luz y calentar agua) tanto de viviendas como de industrias y empresas.
  2. Energía renovable e inagotable. Es una de las energías más limpias que existe obteniéndose directamente de la luz solar.
  3. Es abundante. Toda zona geográfica tiene sus horas de sol al año, un recurso inagotable que produce una energía limpia.
  4. No requiere transporte. No requiere transporte desde el lugar que se genera hacia el lugar donde va a ser consumida como ocurre con las compañías de electricidad tradicionales. 
  5. Energía cada vez más barata. Al no requerir transporte y con las innovaciones tecnológicas que no cesan el precio de los paneles solares va disminuyendo con los años.
  6. Ayuda a reducir la emisión de CO2. Al ser una energía 100% limpia no emite CO2 y ayuda a luchar contra el efecto invernadero.
  7. Mínimo mantenimiento. Las instalaciones de energía solar requieren un mantenimiento sencillo con revisiones anuales por parte de empresas especializadas. 
  8. Larga duración de sus instalaciones. Los avances en I+D+I además de conseguir que se abaraten los costes, están desarrollando nuevos tipos de instalaciones solares fotovoltaicas con una vida de alrededor de 30 años.
  9. Energía gratuita tras su amortización. Las necesidades de consumo de cada empresa o vivienda determinarán el plazo de amortización de la inversión realizada en estas instalaciones de energía solar. El tiempo aproximado de amortización para una vivienda familiar es de 3 años.

Son muchas las ventajas de apostar por las instalaciones de energía solar y conocer los tipos de instalaciones solares fotovoltaicas y las diferencias entre ellas le permitirá conocer qué instalación es la que más se ajusta a sus necesidades.

Tipos de instalaciones solares fotovoltaicas

A continuación, os explicamos los nuevos tipos de instalaciones solares fotovoltaicas existentes:

  • Instalación fotovoltaica conectada a la red.
  • Instalación fotovoltaica aislada.
  • Instalación fotovoltaica de autoconsumo.
  • Instalación fotovoltaica de conexión a red: Este tipo de instalación con vertido a la red se utiliza para que en caso de que el consumo de electricidad haya sido inferior a la energía producida, el sobrante de energía se vierta en la red eléctrica general. Cuando la instalación sea inferior a 100kw lo que sobra de energía puede ser vendida a la comercializadora de la red eléctrica o ser compensado de acuerdo a la cantidad a pagar por la potencia que se tenga contratada con ella.
  • Instalación fotovoltaica aislada: Es un tipo de instalación totalmente independiente de la red de energía eléctrica convencional lo que significa que el consumo eléctrico que se haga es obtenido de la instalación fotovoltaica. En las instalaciones fotovoltaicas aisladas el excedente de energía que no se haya consumido se almacena en baterías para que se consuma en el momento que sea necesario. Este tipo de instalaciones fotovoltaicas son las que se suelen instalar en los lugares en los cuales no llega el suministro de la red eléctrica, como, por ejemplo, un chalet en una zona de montaña, o una urbanización aislada de la ciudad.

Instalación fotovoltaica de autoconsumo: Esta instalación es para consumo propio como indica su nombre. La energía que se genera se consume en el mismo momento por lo que no hay almacenamiento como en la instalación fotovoltaica aislada. Existen diferentes tipos de instalación fotovoltaicas de autoconsumo que conviene conocer.

Descubre los tipos de instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo

La energía solar fotovoltaica de autoconsumo es aquella que se obtiene para el consumo propio a través de paneles solares directamente.

Existen dos tipos de instalación fotovoltaica de autoconsumo:

Autoconsumo de tipo 1: instalaciones con una potencia inferior a 100kW y que no se pone en venta aquella que no utilizas en la red eléctrica.

Autoconsumo de tipo 2: instalaciones que superan los 100kw y que se pone en venta aquella que no se utiliza en la red eléctrica.

A su vez, el autoconsumo puede clasificarse según el tipo de consumidor en:

  • Autoconsumo individual.
  • Autoconsumo compartido.
  • Autoconsumo industrial.

Autoconsumo individual: abastece a viviendas unifamiliares.

Autoconsumo compartido: se da cuando de una misma instalación se abastecen varias viviendas o una comunidad de vecinos.

Autoconsumo industrial: opción que usan cada vez más empresas para reducir sus gastos en electricidad.

Partes de un sistema de autoconsumo solar.Si estás pensando en apostar por este tipo de energía te interesará saber las partes que forman una instalación de energía solar:

Un sistema de autoconsumo solar se compone de 4 elementos básicos:

  • Los paneles solares.
  • El inversor solar.
  • La estructura de soporte.
  • El cableado.

De manera adicional se puede contar con otros elementos como optimizadores de potencia o baterías de almacenamiento.

Tipos de paneles solares de autoconsumo

Una vez conoces las características y funcionamiento de los tipos de instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo es importante conocer los tipos de paneles solares en función del tipo de montaje:

  1. Instalación solar de techo inclinado. 
  2. Instalación solar de techo plano.
  3. Instalación solar en suelo.

Instalación solar de techo inclinado: este tipo de instalación se usa en techos angulares y su instalación es más compleja pues los paneles deben quedar fijados y con estabilidad en el techo.

Instalación solar de techo plano: es el tipo de instalación más simple y puede usarse en techo de edificios, residencias o centros comerciales. Este tipo de paneles permite una mayor flexibilidad en cuanto a la orientación de los mismos con un ángulo específico.

Instalación solar en suelo: se utilizan cuando las características del edificio o vivienda no permite los anteriores. Se utilizarán terrenos con las características adecuadas para instalarlos.

¿Cuánto cuesta este tipo de instalaciones fotovoltaicas?

Calcular la inversión para una instalación solar fotovoltaica no depende solo del tipo de instalación solar fotovoltaica que escojas, sino que se debe tener en cuenta la calidad, características y necesidades.

El plazo de amortización de una instalación fotovoltaica se amortiza de media entre 5 u 8 años

Una vez tienes amortizada la inversión, comienzas a disfrutar del ahorro pues tu empresa, vivienda o edificio disfrutará de producir y consumir su propia energía y además puede recibir incluso un beneficio económico por la venta de aquella energía que no consume. 

Subvenciones para el autoconsumo

En el momento actual de transición energética que vive nuestro país, el autoconsumo es una opción perfecta para fomentar este importante cambio en el modelo energético.

Para impulsar el autoconsumo, puedes acogerte a las siguientes subvenciones para invertir en placas solares para tu vivienda, empresa o negocio:

  • Bonificaciones del IBI.
  • Bonificaciones del ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obra).
  • Deducciones del IRPF.
  • Ayudas autonómicas.
  • Ayudas estatales.

Las bonificaciones del IBI y del ICIO vienen determinadas por los ayuntamientos de cada ciudad. El ICIO se puede bonificar hasta un máximo de 95%, mientras que el IBI hasta un 50% durante varios años.

Las deducciones las puedes pedir a la hora de hacer la declaración de la renta y varían en función de cada comunidad autónoma. 

También puedes acogerte a ayudas y subvenciones autonómicas sujetas a convocatorias.

Independientemente de estas posibles ayudas fiscales y subvenciones, el autoconsumo es rentable por sí mismo.

Si tienes en mente llevar a cabo este tipo de instalaciones fotovoltaicas en tu vivienda, comunidad o empresa no te lo pienses y contacta con nosotros. Conociendo tu consumo eléctrico actual realizaremos un estudio gratuito personalizado para estimar la potencia, tipo de instalación y presupuesto de inversión. 

Últimas Noticias